Hogar Gonzalo Cosío Ducoing I.A.P. somos una Institución de Asistencia Privada sin fines de lucro que proporciona atención a personas Adultas Mayores de escasos recursos, mediante el servicio de Casa Hogar ( Casa de larga estadía ) con el objetivo de que las personas tengan una estancia digna durante su último período de vida.

Proporcionamos los requerimientos de subsistencia como hospedaje, alimentación, vestido, asistencia médica, fisioterapia, actividades ocupacionales y recreativas.

Recibimos donaciones económicas y en especie de instituciones y personas que desean contribuir al bienestar de nuestros beneficiados.

Historia

El Dr. Gonzalo Cosío Ducoing médico pediatra de profesión, se enfrentó con la problemática de atender a niños enfermos y abandonados en el Hospital General de México.

En el año de 1957 crea una Asociación de Beneficencia donde se cuidaba a los pequeños abandonadosen dicho hospital proporcionándoles calor de hogar.

Para poder atender a los niños invitó a vivir a personas adultas que venían de provincia y no tenían un lugar donde vivir, ellos realizaban las labores domésticas y cuidado de los niños.

La casa fue ubicada en Monte Pirineos 750, Col. Lomas de Chapultepec, y la institución se nombró Asilo exclusivo para niños y ancianos desamparados Dr. Gonzalo Cosío Ducoing.

En l984 muere el Dr. Gonzalo Cosío Ducoing, deja la propiedad y varios inmuebles para ayudar a la permanencia de su obra social. Su hijo el Dr. Gonzalo Cosío Cebada, siguió la hermosa misión de atender a los más desamparados.

Se constituye en 1990 como una Institución de Asistencia Privada formando el primer patronato, quien decide que la labor de asistencia se realice únicamente a las personas Adultas Mayores; se realizan modificaciones en infraestructura con el patrimonio del Dr. Cosío y la ayuda de Nacional Monte de Piedad; entonces el nombre de la institución cambia por “Asilo exclusivo para ancianos desamparados Dr. Gonzalo Cosío Ducoing I.AP.”

El nombre actual es Hogar Gonzalo Cosío Ducoing I.A.P. con el afán de dar calor de hogar y ayudar a recordar fácilmente el nombre.

Nuestro lema: «Aquí florece el amor» ha sido la guía espiritual para el funcionamiento de este hogar.